El poder curativo de la palabra

Nuestra expresión nos puede sanar pero también nos puede enfermar.
 
Si estuviésemos conscientes de que la energía de las palabras nos afecta sustancialmente a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, cuidaríamos lo que decimos y escuchamos.
 
En las culturas antiguas eran utilizados los mantras, los cánticos y las plegarias como técnicas para programar realidades deseadas. Los maestros espirituales saben el poder del lenguaje.

Cuando expresamos nuestros pensamientos y emociones, materializamos un poder que nos afecta positiva y negativamente. 

Escribarte ofrece Talleres y Asesorías para ayudarte a conseguir:

· Mayor autoconocimiento
· Incremento de tu creatividad
· Fluidez en tu vida

Comunícate.

Comunicador Social (UCAB). Editor de textos (Universidad Complutense de Madrid). Colaborador en varios medios de comunicación.

2 Comments

Deja un comentario